DSC_0274

Misión

Familia y colegio unidos en ideales y metas educativas forjaremos nuevas generaciones de hombres y mujeres conscientes de su dignidad y de sus valores, que se identifiquen consigo mismos y sean capaces de realizar su misión en cualquier medio y situación para alcanzar su madurez plena y felicidad.


Visión

Que nuestros egresados sean seres humanos con valores universales capaces de integrarse positivamente en cualquier ámbito; sin perder su individualidad utilizando todos los medios a su alcance para satisfacer las necesidades reales de su entorno.


Objetivos

Es hora de formar jóvenes que comprendan la vida, que la amen y que, reconociendo su carácter militante y sagrado, la sepan vivir en un afán constante de superación y de conquista. Proporcionar y establecer las bases para una formación completa y de alto nivel, para lograr un gran conocimiento académico y fomentar un desarrollo integral, basado en sólidos principios morales que proporcionen un espíritu de servicio a la comunidad.


Himno de nuestro Instituto

Al viento las banderas,
alegre el corazón
adelante, siempre adelante,
por nuestro Redentor.

Legión, legión de Cristo,
No cederás jamás;
La victoria nos sonríe,
las palmas brillan ya;
la victoria nos sonríe,
las palmas brillan ya.

La luz es el camino
de vida y de verdad;
la Iglesia es de Cristo,
su base firme está.

Avancen juventudes,
avancen sin temor;
María inmaculada
es nuestra protección.

Ave, Ave,
Ave María.
Ave, Ave,
Ave María;

Al viento las banderas,
alegre el corazón;
adelante, siempre adelante,
por nuestra formación.

Honremos con orgullo
la casa de Fray Juan;
la victoria nos sonríe,
las palmas brillan ya;
la victoria nos sonríe,
las palmas brillan ya.

Las puertas del Colegio
abiertas estarán,
para las juventudes
deseosas de triunfar.

Avancen juventudes,
luchando con valor;
el triunfo alcanzaremos
de un México mejor.

Triunfar, triunfar
es nuestro ideal
triunfar, triunfar
lo vamos a lograr

Letra y música
( Mayo 1948 ) A. Tamayo M.
Arreglos ( Septiembre 1998 )
Prof. Don Salvador Oropeza Carrión
y Héctor M. López Hernández


Genealogía del escudo de nuestro Instituto

Es la síntesis acrisolada de una herencia generosa de Religión, Cultura y Sangre. Es nuestra Religión batalladora como el brazo de Santiago con el rayo de la espada victoriosa y la empuñadura abierta en cruz, que es caridad en la justicia.

Nuestro abolengo cultural campea en nuestro Escudo bajo el símbolo luminoso de la estrella, luz del cielo y defensora de la verdad, imagen esplendente de la que es “ Trono de Sabiduría”

Somos en nuestra sangre el águila indomable que desgarra la serpiente, y simboliza nuestra voluntad, de elevación y señorío sobre el antiguo reptil de las pasiones. Somos en nuestra sangre la libertad sembrada en nuestra tierra con la semilla del Evangelio, por la caridad nobilísima de los Misioneros para quienes fuimos siempre “hijos de Dios, hechos a su figura y semejanza”. Por eso, entre los pliegues de nuestros colores de libertad, impera y con justicia, la figura egregia de Fray Juan de Zumárraga, el paternal franciscano que escogió María para entregársenos, como forjadora de nuestra nacionalidad.

escudo