La buena alimentación desde la infancia.

La prevención de los trastornos alimentarios desde la infancia
Una buena educación dietética desde la infancia ayuda a prevenir la aparición de trastornos alimentarios. Además, detectarlos y tratarlos precozmente mejora mucho su pronóstico.
La detección oportuna y además ponerse en manos de especialistas para seguir un tratamiento adecuado son las mejores armas para combatir los trastornos alimentarios. Sin embargo, es mejor prevenir su aparición tanto en el ámbito familiar, educativo y social.

A continuación se listan algunos consejos para prevenir los trastornos alimentarios ya desde la infancia:
• Enseñar a los niños desde pequeños, tanto en casa como en la escuela, la importancia de los correctos hábitos alimenticios.
• Comer en familia siempre que sea posible, convirtiendo la comida en un punto de encuentro y de reunión para comentar cómo ha ido el día y conversar tranquilamente.
• Los menús deben ser variados e incluir todos los tipos de alimentos necesarios para una correcta nutrición, limitando el consumo de dulces, postres y comida rápida.
• Ofrecerles verduras y frutas de forma variada.
• Establecer horarios de comida regulares.
• Fomentar su autoestima. Es importante que conozca sus capacidades y limitaciones, y aprenda a sentirse a gusto consigo mismo. Reforzar su autonomía y estimularle para que tenga sus propias opiniones y resulte menos vulnerable a los mensajes de los medios de comunicación y la publicidad. Así se evitarán algunos complejos que surgen a través de estos canales.
• Ayudar mostrándole a tus hijos el verdadero valor de la salud, por encima de la apariencia física. Establecer las diferencias entre la estética mediática/alimentación saludable.
• Animarle a practicar ejercicio con regularidad. Es bueno para su salud y sus pensamientos, un cuerpo activo es una mente ágil.
• Facilitar sus relaciones sociales y su participación en actividades extraescolares, excursiones, visitas culturales programadas por el colegio, etc.
• Establecer una buena comunicación dentro del ámbito familiar, para que el niño se sienta seguro y abierto a compartir sus ideas, preocupaciones y sentimientos.

Fuente: BBC mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *