Redes sociales y niños. Recomendaciones para padres.

Para tus hijos, entrar en el mundo de las redes sociales es tener acceso a interactuar con sus amigos de la escuela, de la clase de fútbol. Las redes sociales son una buena oportunidad para que los niños comiencen a socializar, lo que les permitirá ganar confianza en su propio entorno e ir incrementando y consolidando su grupo de amigos.

Muchos padres se preguntan si deberían de supervisar las redes sociales de sus hijos o permitirles seguir con su propia autonomía. No es bueno prohibir o restringir las redes sociales a los niños, pero tampoco dejarlos totalmente por su cuenta. Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a mantener un lazo de confianza con los hijos, que es lo más importante en esta era digital. Además, serán de gran ayuda para que los padres puedan ir formando el criterio de los hijos en cuanto a la actividad en redes sociales:

Información personal que debe permanecer privada. Ayudar a entender a los hijos que la dirección, el número telefónico y datos de los miembros de la familia es información que debe permanecer privada.

La información publicada no se puede eliminar. Explicar a los niños que lo que se publica no se elimina, y que una mala decisión puede llegar a tener repercusiones.

Establecer horarios y límites de uso. Es importante que los padres supervisen que sus hijos no interactúen en internet en horas de estudio o durante reuniones familiares.

Ver perfil del niño. Tener a los hijos entre los contactos es importante. Esto brinda la oportunidad de observar cómo interactúan, y a su vez permite asesorarlos, y corregirlos si es necesario. Además, propicia la comunicación entre padres e hijos.

Supervisar la lista de amigos del niño. Es importante limitar la lista de amigos de los niños, para que solamente se encuentren como contactos personas que realmente conozcan.

Uso de Facebook Messenger Kids. La nueva app de Facebook, que se lanzó el día 4 de diciembre y tiene características muy útiles para los padres. Es la primera vez que Facebook acepta usuarios menores de 13 años. Una gran ventaja de esta aplicación es que exige que el perfil del niño se encuentre ligado al de los padres. Además los padres serán quienes aprueben o rechacen la solicitud de amistad de los niños. Para que un niño pueda tener la posibilidad de conversar con otro, ambos padres deberán ser amigos en la red social.

La tecnología, la educación y las redes sociales van a ser parte del futuro de tus hijos y educarlos sobre privacidad, beneficios y peligros les permitirá tener no solo un conocimiento fuerte cuando crezcan, sino que podrán sacarles provecho a lo largo de su desarrollo. Y si a esto sumamos aplicaciones que pueden ser de gran utilidad como Facebook Messenger Kids, se tienen herramientas que ayudan a que los niños puedan desarrollarse socialmente sin complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *